Kiko Rivera consigue la custodia compartida del hijo que tiene con Jessica Bueno

 
El hijo de Isabel Pantoja no debería pagar una pensión al niño dado que cada uno costeará los gastos durante el tiempo que lo tenga
Kiko Rivera tendrá la custodia compartida del hijo que tiene con Jessica Bueno
No ha necesitado ni un día la magistrada del juzgado numero 17 de Sevilla para dictar auto sobre la demanda de medidas urgentes que Kiko Rivera solicitó tras la decisión de Jessica Bueno de mudarse con su hijo a Eibar. Mediante un burofax la modelo anunció a su ex pareja que se trasladaba de domicilio con el bebé de Sevilla a Eibar donde actualmente reside el futbolista Jota Peleteiro, su pareja sentimental.
De esa manera rompía el convenio que habían firmado con sus abogados pero que no se había ratificado ante el juez. Desde entonces los lamentos del hijo de Isabel Pantoja quejándose de que no podía ver a su hijo han sido pasto de titulares todas estas semanas. «No me lo quieren dejar porque tienen miedo de que lo rapte», llegó a denunciar un dolido Rivera quien ha estado casi dos meses sin poder estar con su niño.
De ahí la documentada demanda de carácter urgente que presentó la abogada del DJ, Cynthia Ruiz, y el encuentro el lunes en el juzgado de la ex pareja que pasó cerca de tres horas delante de la juez en una sesión que, por tratarse de un menor, se hizo a puerta cerrada y sin grabaciones. Los asuntos de custodia de menores se protegen de forma especial y de ahí el interés hoy de los jueces para que no trascienda nada y mucho menos cuando se trata de protagonistas tan mediáticos como los que hoy nos ocupan.
Pero como decía al principio no ha necesitado màs tiempo la magistrada para dictar su auto en donde se da la custodia compartida del niño a los dos y de ahí que hoy ya Kiko Rivera pueda estar con su hijo sin tener que pedir permiso a su ex. Lógicamente la decisión de la juez no ha sido igual de recibida por ambas partes ya que mientras que para Kiko Rivera se trata de algo con lo que soñaba, para su ex ha sido justo lo contrario de lo que pretendía, entre otras cosas porque había solicitado varios informes y pruebas que le realizaran a Kiko seguramente con el único fin deque no le dieran la custodia y que han sido denegadas.
Ayer ninguna de las partes quiso manifestarse al respecto ya que se les ha recalcado que no sólo deben velar por la intimidad de su hijo que hoy cumple su primer año sino que también se les ha animado a que logren llegar a un buen entendimiento para el beneficio de un bebé que hoy pasará la mitad del tiempo con cada uno de sus progenitores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *