Los colegios exigirán en la matriculación la firma de los dos padres si están separados

 


Catalá reclama al ministerio que financie la nueva FP básica para poder «implantarla con garantías»

v. b. 21.02.2014 | 12:13

Las instrucciones de la matrícula para el curso que viene incluirán nuevas medidas de protección a los menores en el caso de que los padres estén separados. Educación quiere evitar situaciones conflictivas de estos padres con los centros y ha consensuado medidas reclamadas por las entidades que promueven la custodia compartida.
Se exigirá la firma de ambos para matricular al hijo cuando no convivan y quieran cambiarle de centro, y en la solicitud de admisión preguntará sobre la situación familiar de los alumnos para que los directores de los colegios actúen en consonancia sobre su escolarización, la recogida del colegio, la participación de los padres o la información académica y la difusión de material audiovisual.
Educación también remitirá a los centros públicos la manera de proceder teniendo en cuenta los derechos y deberes que asisten a los padres en función de si tienen o no la patria potestad. «Con estas instrucciones damos un salto cualitativo porque somos pioneros», dijo la consellera Catalá.
En el caso de que el colegio deba tomar una decisión educativa con respecto a un menor y constate un desacuerdo manifiesto entre los padres, deberá remitirlos a la autoridad judicial y poner los hechos en conocimiento del Ministerio fiscal si considera que existe un riesgo para la vida, la integridad, salud, dignidad o libertad del menor o que la situación es gravemente perjudicial o dañosa para el hijo.
En cuanto a la recogida del centro, el menor se entregará indistintamente al padre, la madre o un tutor si así lo solicitan, salvo limitación de la patria potestad y sin perjuicio de que puedan autorizar por escrito a una tercera persona para que lo recoja en su nombre. Si ambos progenitores tienen la patria potestad pero no conviven, el centro duplicará la información de las calificaciones del alumno para entregarlas a ambos, pero no si hay privación de la patria potestad o algún tipo de medida penal a alguno de los progenitores. También deberá impedirles comunicación alguna con el menor mientras esté bajo su custodia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *