ÓRDENES DE PROTECCIÓN NO MERECIDAS

De vez en cuando, los lectores de DIARIO DE BURGOS leemos la noticia de que hay hombres que no respetan las órdenes judiciales de alejamiento respecto a alguna mujer, y son detenidos cuando los descubren las autoridades policiales, en compañía de esas mujeres. Detenciones que se respetan, porque esas decisiones judiciales están para respetarlas, en temas de tanta sensibilidad y alarma social. Y la última noticia venía en la edición del domingo doce de junio.

Pero, sin embargo, los sufridos ciudadanos y contribuyentes, que sabemos que se está gastando muchísimo dinero en formar a jueces, fiscales, abogados, asistentes sociales, médicos, etc., programar generosas ayudas sociales, porque muchas de esas mujeres están en muy difícil situación social, en estos temas de presunta violencia doméstica, de género, o como quiera llamarse, y teniendo en Burgos un juzgado especializado en esos temas, un punto de encuentro, casas de acogida, etc., y muchas personas dedicadas en cuerpo y alma a ese tema, nos debemos preguntar si esa mujer, que suponemos estaba libre y voluntariamente con el hombre detenido en un coche, mereció esa orden de alejamiento que la concedió la justicia, y si realmente había peligro para que a un hombre le privaran judicialmente de parte de su libertad de movimientos y luego fuera detenido. La pregunta que nos debemos hacer todos es

¿ DEBEMOS SER SOLIDARIOS CON ESAS MUJERES QUE SE ACERCAN A DOMICILIOS DE ESOS HOMBRES O SE MONTAN EN SU COCHE, CUANDO ESOS DINEROS SE NECESITAN PARA OTRAS NECESIDADES ?.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *